Blog

running café tierra de las flores

Blog Tierra de la Flores- De café y demás cosas

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_custom_heading text=”El café y los runners” font_container=”tag:h2|text_align:left|color:%230d6cbf” google_fonts=”font_family:Permanent%20Marker%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La alimentación para este grupo de personas, puede llegar a ser muy estricta y no hasta hace mucho (2004) el café se consideraba una sustancia prohibida permitiendo sólo 12 microgramos por mililitro de orina. Por fortuna ya no es así y los runners pueden disfrutar de un buen café sin preocupación, más aún, todo buen runner debería saber que se obtienen bastantes beneficios de esta deliciosa bebida.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”705″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En un tiempo estimado de 15 a 45 minutos posteriores a la toma del café, la cafeína comienza su recorrido en el torrente sanguíneo, alcanzando su máximo efecto una hora después de su ingestión. Como consecuencia, producimos más endorfinas (hormonas de la felicidad) retardando la aparición del dolor cuando el esfuerzo es intensivo, esto sumado a las endorfinas que secretamos al correr, se traduce a una doble dosis de felicidad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”704″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

También tiene efectos adicionales en el sistema músculo-esquelético que ayuda a utilizar mejor la glucosa y a quemar más fácilmente la grasa de los músculos. Aumenta la potencia muscular al mismo tiempo que ayuda a utilizar mejor la grasa de estos, lo que ayuda a tonificar y reducir grasa localizada en ciertas zonas del cuerpo, y aumentando el uso de esta como fuente de energía. Reduce la dependencia de la utilización de glucógeno (glucosa almacenada en hígado y músculos). La cafeína es ideal para entrenamientos, habrá que tener en cuenta la cantidad y el momento de la toma: si la actividad requiere potencia o velocidad se recomienda el consumo tres horas antes; si es de resistencia, una. Los efectos pueden mantenerse hasta seis horas después de la ingesta dependiendo de la cantidad de café que se haya consumido antes y durante el ejercicio.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”“Todo, por amor al café.“” title_align=”separator_align_center” color=”green” style=”double”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=gF0rrpMH-Jo”][/vc_column][/vc_row]

Blog Café Tierra de las Flores: de Cocina y Café

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_custom_heading text=”Mousse de café” font_container=”tag:h2|text_align:left|color:%2368d619″ google_fonts=”font_family:Dosis%3A200%2C300%2Cregular%2C500%2C600%2C700%2C800|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Ingredientes

– Para 4 personas:

3 yemas de huevo

3 cucharadas de azúcar

4 cucharadas de agua

1/3 de taza de café preparado

175 ml. de crema líquida para batir

Chocolate blanco de cobertura

Chocolate negro de cobertura

Hojitas de menta[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Elaboración

Pon el azúcar y el agua a fuego bajo en una cazuela honda, una vez que el azúcar comience a deshacerse, (no debe alcanzar el punto de caramelo ya que este endurece con el cambio de temperatura, deberá ser más bien como un almíbar) añade el café y remueve con cuidado hasta que se incorporen. Deja hervir 2 minutos.

Bate la crema a punto de nieve, una vez que lo hayas logrado ponla a refrigerar mientras bates las yemas, ve agregando el jarabe poco a poco sin dejar de batir hasta que la mezcla se temple. Una vez hecho esto, incorpora la crema de manera envolvente, (recuerda que es muy importante hacerlo de esta forma para que conserve la mayor cantidad de aire).

Sirve en copas y refrigera de 2 a 3 horas, raya el chocolate encima antes de presentarlo (puedes utilizar un pela-papas o rayador de queso) y decora con las hojitas de menta.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”699″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

¡El calor está tremendo! Pero no es excusa para dejar de disfrutar un rico café, ¿no creen? Sobre todo si viene en una presentación tan esponjosita, dulce y fría como esta.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”“Todo, por amor al café“” title_align=”separator_align_center” color=”green” style=”double”][vc_video title=”Tips” link=”https://www.youtube.com/watch?v=rKGyWg3ClNk”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][/vc_column][/vc_row]

Blog café tierra de las flores: Café viajero

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_custom_heading text=”New York Café (New York Kávéház) Budapest” font_container=”tag:h4|text_align:left|color:%2359d600″ google_fonts=”font_family:Cinzel%3Aregular%2C700%2C900|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]El  hotel Boscolo en Budapest, guarda en sus adentros una de las cafeterías más sorprendentes, (no por nada le han nombrado la más hermosa casa del café en el mundo) y es que, desde la misma entrada hasta el detalle más pequeño de este lugar, son de admirar. Fue inaugurada el 23 de octubre de 1894 por el industrial húngaro del café Sandor Steur.

Este hotel, comenzó como la sede húngara de la New York Life Insurance Company, en él existen varios estilos bella y armoniosamente combinados como el greco-latino, renacentista, barroco y art nouveau; fue construido entre 1892 y 1894 por los arquitectos Alajos Hauszmann, Flòris Korb y Kàlmàn Giergl. Durante las dos guerras mundiales sufrió estragos, viviendo una larga época de decadencia; no fue sino hasta 1954 que reabrió sus puertas bajo el nombre de Hungária y de 2001 a 2006, el café New York volvió a su esplendor original, gracias a las reparaciones de la compañía hotelera The Boscolo Group. Ha sido lugar de intelectuales, artistas y gente de la nobleza, lo que lo hace una de las cafeterías con más prestigio a nivel mundial y no sólo eso, funge también como restaurante y está próxima al bar del hotel.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=2e6smj-23cM”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El menú es sencillamente exquisito, reflejando la riqueza multicultural de la monarquía Austro-Húngara. (lo cual explica los precios del lugar) Podemos encontrar desde el sencillo café americano, pasando por el clásico espresso italiano, hasta el café húngaro: tokaji szamorodni*, miel, café espresso y espuma de leche picante; en total, cuenta con 13 diferentes bebidas de café, 2 con alcohol, tés, chocolate, bebidas refrescantes, coctelería, vinos; ensaladas, pastas, sopas, cortes de carne, pollo, mariscos y postres. Mención especial a las “pequeñas” representaciones de ópera que se ofrecen.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=xzNiem6hl8I”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La atención y servicio son de lo mejor que uno pueda experimentar y quien ha estado en este lugar, definitivamente regresa con la sensación de haber visitado un palacio y ser parte de la realeza. Sin lugar a dudas, Budapest es una ciudad magnífica y con un encanto especial, ha sido escenario de películas, es considerada el séptimo lugar idílico en Europa para vivir por la revista Forbes y la novena ciudad más bella del mundo por UCityGuides, por supuesto no se podía quedar atrás coronándose con la cafetería más hermosa.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”429″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”“Todo, por amor al café” title_align=”separator_align_center” color=”green” style=”double”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

*Lo que diferencia a un szamorodni de un vino ordinario es que está hecho a partir de racimos que contienen una notable proporción de uvas afectadas por la acción de un hongo parásito, que causa la podredumbre noble o Botrytis cinerea. Dichas uvas han perdido su contenido en agua y el azúcar se encuentra más concentrado. Debido a esto, la graduación alcohólica de este vino, es normalmente mayor que la de uno ordinario. Szamorodni suele contener hasta 100-120 g de azúcar residual. Sin embargo, si los racimos contienen menos uvas afectadas por la podredumbre noble, el azúcar residual es menor y el vino resultante es seco.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

BLOG CAFÉ TIERRA DE LAS FLORES: DE COCINA Y CAFÉ

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_custom_heading text=”Pan de avellana con crema de café” font_container=”tag:h2|text_align:justify|color:%23dd8500″ google_fonts=”font_family:Delius%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal”][vc_column_text]Ingredientes para el pan:

125g de avellanas tostadas

125g de amaranto

12 yemas de huevo (480g)

250g de azúcar refinada

80g de harina cernida

6 claras de huevo (360g)

½ taza de café preparado (90ml)[/vc_column_text][vc_column_text]Ingredientes para la crema de café:

125g de mantequilla

75g de azúcar glass

1 cucharadita de esencia de vainilla (5ml)

2 cucharadas de café sin preparar (20g)

200g de avellanas tostadas y troceadas

Fresas o cerezas y unas hojitas de menta para decorar[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Para preparar el pan:

Muele en un procesador de alimentos (o licuadora), la avellana y el amaranto, hasta obtener una mezcla fina.

Bate las claras a punto de nieve, luego añade las yemas, una vez que éstas se hayan incorporado añade de a poco el azúcar, la mezcla de avellana y amaranto, la harina cernida y el café preparado de forma envolvente, de lo contrario podrías sacar todo el aire y el pan no esponjará.

Coloca la mezcla en un molde para pastel mediano, previamente engrasado y enharinado, (también puedes forrar el molde con papel encerado o estrella) hornea a 180°C durante 45 minutos o hasta que al introducir un cuchillo en el centro de la esponja éste salga limpio.

Desmolda y enfría para poder decorar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Para preparar la crema de café:

Acrema la mantequilla y agrega, poco a poco, el azúcar glass. Añade la esencia de vainilla y las cucharadas de café. Esparce la crema sobre el pan frío con una espátula y refrigéralo durante 20 minutos o hasta el momento de servir.

Decora con las avellanas troceadas, las frutillas y las hojas de menta.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Me recuerda a un rico café vienés que probé hace años en un restaurante, en el centro de Coyoacán, donde lo sirven con crema batida y avellanas para decorar. Originalmente, la receta sólo lleva un tercio de café, leche, azúcar y la espuma al final (muy parecido a un capuccino italiano) de ahí se fue transformando a lo que es ahora: 2 onzas de espresso y el resto de crema batida, aunque algunos lo preparan con chocolate, licor tipo crema irlandesa y canela, cocoa o café para decorar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=vA33s-QkGjU”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”Algunos tips :)” title_align=”separator_align_center” color=”green” style=”double”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=rI1DpKiOkBA”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=gkoJvqxqPYc”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=iLiMPM0CM_k”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=GRd0t_R_vBc”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”“Todo, por amor al café“” title_align=”separator_align_center” color=”green” style=”double”][/vc_column][/vc_row]

Blog café Tierra de las flores: México lindo y cafetero

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Café de Oaxaca: San Pedro Sochiapam

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Gran parte de nuestro café, proviene de la sierra oaxaqueña y es que sin lugar a dudas, Oaxaca es uno de los estados más bellos y fértiles dentro de la República Mexicana; por su altura (1550 m.s.n.m.) y sus condiciones climáticas,(22°C anual) la producción de café es abundante, representa una parte importantísima en la economía del estado, tan sólo el 24% de la superficie agrícola lo abarcan los cafetales; en ellos habitan 58 mil cafeticultores con sus familias quienes producen aproximadamente el 14% del café del país.

Sochiapam significa Tierra de las Flores, su clima es de tres tipos: templado con muchas lluvias, cálido-húmedo con abundantes lluvias en el verano y cálido-sub-húmedo con lluvias en verano, su flora es principalmente tropical aunque también cuenta con árboles de pino, cedro y encino, sus recursos minerales son la arena y la grava.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”380″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Según el título expedido el 26 de noviembre de 1711, el municipio se llamó Santa Ana Tecomaltepec. Los abuelos relatan que un hombre de lengua desconocida se presentó en el municipio, pero la gente de Santa Ana, al no comprenderlo, decidió castigarlo metiéndolo en un agujero profundo, él pedía auxilio y en lugar de ayudarlo le orinaban, cuando el hombre se encontraba agonizando, pasó un señor de la comunidad de San Pedro, quien al escuchar aquellos gritos de auxilio, se acercó y tuvo compasión de aquel hombre, ayudándole a salir y ofreciéndole agua para beber. Después de haber tomado el agua, el hombre de lengua extraña dio las gracias, profetizando que el pueblo de Santa Ana iba a desaparecer, sufriendo este castigo a causa del mal trato que le habían dado y que San Pedro crecería y se convertiría en un lugar grande y próspero. En el año de 1715, se presentó una tempestad muy fuerte que destruyó las viviendas de los habitantes de Santa Ana, dejando a la comunidad con graves daños materiales y pérdidas humanas, posteriormente fue atacada por una peste que acabó con la mayoría de los habitantes. Por último se originó un conflicto civil, en contra de los habitantes del Cerro de Ojitlán, hoy San Lucas Ojitlán. Los pocos que sobrevivieron, se dirigieron a San Juan Zautla y San Pedro, por tal motivo San Pedro Sochiapam, está habitado por dos grupos, primero por los descendientes del mismo San Pedro Sochiapam y segundo por los descendientes de Santa Ana Tecomaltepec.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”left” animation=”left” image=”390″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Actualmente en los cafetos de Sochiapam, se cultiva el café criollo de tipo arábica, también conocido como Typica, es descendiente de la variedad original de África y la que mejor se adaptó al terreno mexicano, por fortuna, pues es una de las mejores variedades. El café arábica es cultivado a altitudes entre los 900-2100 m.s.n.m. a una temperatura óptima entre 15-24 °C. Esta especie tiene un potencial para producir cafés con notas dulces, fructuosas, son ligeramente ácidos y a menudo achocolatados, con una crema color avellana claro que tiende al rojizo y un agradable toque amargo al final. El porcentaje de cafeína de los cafés arábicas tiene un promedio de 1.2%. Es importante recordar que sólo un 20% de los cafés de ésta variedad cultivada alrededor del mundo, están considerados como Cafés de Calidad Superior o Cafés Especiales.

Los árboles de la especie Arábica bajo libre crecimiento pueden llegar a medir entre 4-6 metros de alto, con ramas con crecimiento vertical, sus hojas onduladas pueden medir entre 10-15 cm x 5-10 cm. Bajo unas buenas condiciones de campo las plantas jóvenes pueden comenzar a tener floración entre los 12-15 meses y producir su primera cosecha 2 años y medio después de la plantación. Los frutos del cafeto tardan entre 7 a 9 meses en alcanzar su estado óptimo de madurez.

Hay muchos y muy buenos cafés alrededor del mundo, inclusive dentro de nuestro país, la competencia es fuerte pero un conocedor y amante del buen café siempre sabrá reconocer que nuestra producción es equiparable e incluso superior a muchos.

La semilla de café no tiene un origen mexicano pero así como muchos, se ha enamorado de ésta tierra y de su gente, tanto que, sus raíces se aferraron a nuestro suelo y su aroma perfuma el aire de las montañas de un México lindo y cafetero.

“Todo, por amor al café”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=0FZqpd-auwA”][/vc_column][/vc_row]

“CAFÉ VIAJERO: Caffé Florian”

[vc_row][vc_column width=”1/1″][block_title style=”column_title” inner_style=”simple” inner_style_title=”square” padding_desc=”28%” title=”CAFÉ VIAJERO: Caffé Florian” second_title=”Café Florian”][vc_column_text]El Caffè Florian (Venecia, Italia)

Fundado el 29 de Diciembre de 1720 por Floriano Francesconi con el nombre “Alla Venezia Trionfante” (a la Venecia Triunfante) más tarde sería rebautizado por la clientela como “Caffé Florian” en honor a su fundador.

Vinos extremadamente finos y café traído desde el oriente, Malasia, Chipre y Grecia, eran servidos en el interior al mismo tiempo que era testigo del esplendor y caída de la Serenísima República de Venecia. Lugar de conspiraciones secretas, punto de reunión de políticos, intelectuales y gente de renombre, también fue el primer café en aceptar a las mujeres, lo que atrajo la atención del singular personaje Giacomo Casanova.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][media type=”image” alignment=”right” animation=”top” image=”287″ width=”bigger”][vc_column_text]En 1895 fue abierta la primera exposición internacional de arte “Biennale di Venezia” (Bienal de Venecia) la cual alcanzó rápidamente reconocimiento mundial y que en la actualidad conserva su objetivo de promover las nuevas tendencias artísticas con numerosas manifestaciones como, el Festival Internacional de Música Contemporánea (inaugurado en 1930), el Festival Internacional de Cinematografía (1932), el Festival Internacional de Teatro (1934), la Exposición Internacional de Arquitectura de Venecia (1980) y el Festival Internacional de Danza Contemporánea (1999).

Al principio del siglo XX se introdujo el concepto tradicional europeo de “caffé-concerto” (café-concierto) con una orquesta permanente que, al día de hoy continúa añadiendo un toque de placer a la atmósfera del Florian aunado a su arquitectura, remodelaciones, su interior del siglo XIX y las salas decoradas en distintos estilos, la Sala del Senado, la Sala China, la Sala Oriental, la Sala de la Libertad y la Sala de las Estaciones.

La variedad de sus productos abarca desde el clásico café arábigo de la casa, tés, una selección del más fino chocolate, “dragées” (dulces confitados) de café, pasando por conservas y vinagretas artesanales, hasta vinos y licores como el de café y el brandy.

Situada en la “Piazza San Marco” (Plaza de San Marcos) a un costado del Gran Canal de Venecia, está rodeado de las tiendas de marca más prominentes y sitios históricos como la “Biblioteca Nazionale Marciana” (Bibiloteca Nacional Marciana o de San Marcos), la “Torre dell’Orologio” (La Torre del Reloj), el “Palazzo Ducale” (Palacio Ducal) y el “Ponte dei Suspiri” (El Puente de los Suspiros), sin duda es uno de los mejores lugares para disfrutar de una buena taza de café. Un lazo en común con el presente, pasado y futuro.

“Todo, por amor al café”[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=IVgkjOytLtA”][/vc_column][/vc_row]